*Por presunto abuso de autoridad

Nueva queja contra el municipio ante PDHEG

La propietaria del balcón de Doña Ana que se encuentra en el Callejón del Beso en esta ciudad de Guanajuato, Norma Gámez Moncada, interpuso una queja ante la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, (PDHEG) en contra del gobierno capitalino encabezado por el panista Alejandro Navarro Saldaña, luego de que fuera detenida por presuntamente haber golpeado a un fotógrafo que labora en esa zona turística.

El pasado fin de semana la propietaria fue llevada a barandilla y posteriormente liberada.

En un video que fue compartido en las redes sociales de Facebook de la dueña de la vivienda, se observa que ante la presencia de turistas que se encontraban en el lugar, una persona, al parecer inspector de Fiscalización la sigue hasta la puerta de su casa y ella le dice “no voy a ir sola” y le grita a una persona de nombre Gabriel, quien podría ser uno de sus empleados.

En ese momento ya se encontraba rodeada por tres elementos de la policía municipal, aunque en el video no se observa que haya golpeado al fotógrafo.

Enseguida pide que le pasen su bolsa y acto posterior dos uniformados la trasladan a barandilla.

Norma Gámez menciona que colocó una lona en su propiedad y acusó que “fue por abuso, los señores me violentaron de todas las maneras y ahora me llevan por mi trabajo en el callejón de beso”.

El video tiene una duración de dos minutos con once segundos y se ve cómo los elementos de seguridad ciudadano la llevan esposada, mientras que el trabajador de fiscalización los acompaña.

Con ello sigue sin darse una solución a este conflicto que ya tiene mucho tiempo y se ha tenido que convocar al diálogo entre la dueña de la casa de Doña Ana y el grupo de fotógrafos, pero no hay acuerdo hasta el momento.

Hay que recordar que el pasado mes de octubre de 2022 fue clausurado el callejón del Beso a pocos días de que iniciara el Festival Internacional Cervantino (FIC), por los problemas que se profundizaron entre las partes y fueron colocadas enormes tablas de triplay para impedir el paso.

El Ayuntamiento capitalino tomó la determinación de colocar una estructura de madera con el sello de suspensión de obra como medida de seguridad, al argumentar que se realizaban trabajos como medida de seguridad, por los reiterados conflictos entre los propietarios de las casas que tienen los balcones de Doña Ana y Don Carlos en el Callejón del Beso y un grupo de trabajadores que ofrecen sus servicios en este sitio turístico.

Días antes de la clausura del lugar, Norma Gámez había colocado una manta para protestar por lo que ella considera que no se daba solución al conflicto.

Este año, el pasado mes de julio fue cerrado el balcón de Doña Ana por decisión de la dueña de la vivienda de este callejón.

Por Juan Ma J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com