Regidora exige mayor seguridad en el edificio municipal

Regidora exige mayor seguridad en el edificio municipal

*No hay ningún control de video vigilancia: Estefanía Porras Barajas

En el apartado de asuntos generales de la sesión del ayuntamiento capitalino, la regidora Estefanía Porras Barajas exigió al presidente municipal Alejandro Navarro que garantice la seguridad en el interior del edificio municipal ya que el pasado miércoles de la presente semana rompieron las cerraduras de las oficinas de regidoras.

“Vivimos en un país que bastantes casos nos han dado de personas armadas que ingresan a institutos públicos con una seguridad laxa y que agreden a funcionarios y ciudadanos”, refirió.

Ante la presencia de las y los integrantes del cuerpo edilicio, Porras Barajas dijo “desgraciadamente los filtros de control de síndicos y regidores por la distribución de las oficinas, hace que quien acude a nuestros espacios pasa sin avisar a nadie y como ocurrió el miércoles, ante cualquier eventualidad negativa, aparentemente nadie se entera, nadie sabe dar con las personas responsables”.

La regidora de Morena manifestó que ella está consciente que su oficina “es una de las más expuestas a cualquier acto delictivo, en comparación con la de otros ediles, ni siquiera se diga en comparación con la del presidente municipal, porque se encuentra en un pasillo oscuro, al fondo donde propios y extraños transitan sin que nadie, además de nosotras, les preguntemos en qué podemos ayudarlos”.

Dijo estar a favor de que la ciudadanía siga acudiendo a visitar las instalaciones de la presidencia municipal de Guanajuato, que las puertas estén siempre abiertas, “pero que la seguridad sea garantizada”.

De igual forma, Estefanía Porras Barajas repudió este tipo de hechos de violencia, ”y, exijo condiciones dignas para ejercer nuestras funciones, así falten meses, dos días, una hora o cinco minutos”.

El pasado miércoles fue abierta la oficina de esta regidora al violarse los candados de la puerta, mientras su compañera de apoyo “salió no más de cinco minutos de nuestro cubículo”, externó

Finalmente, apuntó “este condenable hecho no solo ha dañado el patrimonio de mi compañera, sino también ha vulnerado la seguridad con la que acudimos al espacio donde trabajamos, atendemos y representamos a la ciudadanía guanajuatense”.

Fue el robo de sus pertenencias, pero también la violación de un espacio que resguardo como representante popularmente electa y que de manera deliberada trastocó y daño la seguridad del espacio personal de dos mujeres jóvenes en el servicio público”.

La otra regidora que vio vulnerado su espacio en la presidencia municipal fue Celia Carolina Valdez Beltrán, por lo que las denuncias respectivas fueron interpuestas ante el Ministerio Público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *