*Delincuencia organizada mantiene el control, afirmó dirigente del CAP

“Hoy día, vivir en el campo y vivir del campo es sinónimo de incertidumbre, inseguridad y pobreza. Aquí donde sobreviven más 26 millones de campesinos, hombres, mujeres y niños, es apremiante combatir la inseguridad y la delincuencia que en muchas regiones del país priva a los obreros del producto de su trabajo y hasta de la vida”.

Así lo afirmó el Coordinador Nacional del Congreso Agrario Permanente, (CAP) Amadeo Hernández Barajas, quién además subrayó, “enfrentamos graves problemas ambientales, contaminación de aguas y aire, tierras empobrecidas y fenómenos naturales desastrosos que nos plantean retos descomunales de los que no hemos cobrado plena conciencia”.

El también dirigente de la Central Campesina Independiente, (CCI) demandó una nueva cultura productiva y aumentar los recursos públicos.

Precisó que es imperativo rediseñar los programas de combate a la pobreza, que todo programa social sea productivo y tenga orientación social; desterrar la política asistencialista que solo busca rentabilidad política y producción de votos.

Para ello, enfatizó “demandamos un gobierno federal y gobiernos locales que valoren el campo, que le den el lugar estratégico que tiene la producción de alimentos, la salud del medio ambiente; requerimos gobiernos sensibles, que escuchen al campesino, al agricultor, al ganadero pues no basta hablar del campo sino estar en el campo, en el polvo y lodo se entienden mejor los problemas del campo de México”.

Lamentó que a más de 30 años de concluido el reparto agrario, existen resoluciones presidenciales pendientes de ejecutar.

Consideró que hay rezago registral, falta de apoyo a los núcleos agrarios para depurar su padrón de ejidatarios y lentitud en la impartición de justicia.

No hay personal suficiente, no hay recursos materiales y menos económicos, por ello, es urgente regularizar la tenencia de la tierra agrícola y habitacional, miles de predios de las zonas conurbadas a las ciudades carecen de escrituras que garanticen su propiedad, advirtió.

Consideramos que es conveniente restaurar el papel de las autoridades ejidales y comunitarias que, por décadas, mantuvieron a la comunidad rural en paz y participando en la solución de sus problemas, anotó.

Demandamos un campo equitativo, dotar a las comunidades rurales y a las colonias populares de mejores servicios públicos e infraestructura básica.

Amadeo Hernández Barajas, externó “la visión de las organizaciones campesinas es la de un campo ordenado, productivo, rentable, sustentable y equitativo”.

El dirigente campirano sostuvo una reunión con la candidata a la Presidencia de la República por la Alianza Va Por México, Xóchitl Gálvez.

 

Por Juan Ma J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com