En este espacio, Las tarjetas violetas de Samantha; Transportistas capitalinos recibirían buenas noticias; el gobernador indígena no es tomado en cuenta por morena y otros temas más….

Están de moda

Paloma Robles Lacayo

Con el claro afán de obtener más votos a su favor y desesperada porque sus oponentes están apretando el acelerador, Samantha Smith Gutiérrez ahora creo el programa emergente de apoyo social para las mujeres de la capital del estado.

Está promoviendo en sus redes sociales y en “corto” por parte de sus operadores políticos, la “tarjeta violeta”, similar a la “tarjeta rosa” que promueve su copartidaria Libia García.

El apoyo para las mujeres asciende a los seis mil pesos para cada beneficiada y las interesadas solamente deben acudir a la oficina de desarrollo económico municipal ubicada en el complejo de Noria Alta, que presenten su copia del INE, comprobante de domicilio y la CURP.

En la “invitación” se hace la precisión que los apoyos estarán hasta el cinco de mayo, así que la candidata aliancista urgió a las mujeres para que la soliciten de volada.

En su perfil, la candidata del Partido del Trabajo, Paloma Robles Lacayo, compartió “como cuando a toda costa quieres ganar la elección y tienes a tu disposición los recursos públicos de un gobierno municipal trabajando para promoverte”.

Hay que recalcar que los apoyos de este tipo de programas, salen de los pagos que hacemos los contribuyentes y por ningún motivo las personas beneficiadas deben pensar que los dineros salen de los bolsillos de los y las candidatas que buscan un “hueso” en las próximas elecciones.

Por ahí el ayuntamiento de la capital, por mayoría de votos aprobó una bolsa de ocho millones de pesos que servirán para dar apoyo a las mujeres de esta ciudad. ¿se manejarán con tintes electorales?, es pregunta.

Aumento tarifario en puerta

Sealtiel Ávalos

Los empresarios transportistas de la capital cruzan los dedos para que después de julio, ya cuando hayan pasado las elecciones, reciban el aval del ayuntamiento para obtener un incremento tarifario.

Era un hecho y por lógica, que la mayoría panista del cabildo local no iba a discutir un aumento antes de los comicios, porque sería ponerse la soga al cuello ya que los miles de usuarios pasarían la factura a Samantha Smith Gutiérrez, que afectaría a los mismos priístas que van en la coalición, el Sol Azteca no tendría tanto problema porque casi no tiene presencia en esta ciudad.

El alcalde panista aceptó en días pasados que no se tratará por ningún motivo el tema en alguna sesión ordinaria del Ayuntamiento, hasta allá por el mes de julio.

Pero, todo indica que ya está cocinado el acuerdo con Sealtiel Ávalos Santoyo para que los transportistas guanajuatenses obtengan su anhelado aumento tarifario, porque los empresarios están apoyando a los y las candidatas panistas.

Si el pleno del Cabildo hubiera autorizado un alza a la tarifa del transporte, previo a la jornada electoral, seguramente la afectación a la coalición hubiera sido catastrófica, por ello, calcularon los azules que mejor dejen para el segundo semestre del año aprobarlo, para que no tengan un tropiezo el próximo dos de junio.

 

Solo simulación de partidos

Mauricio Mata Soria

Ni la comisión nacional de elecciones de morena, ni la dirigencia estatal en Guanajuato tomaron en cuenta al gobernador de la comunidad indígena Mauricio Mata Soria, quien solicitó en su momento ser postulado por este instituto político al que está afiliado, como candidato a una diputación plurinominal en el Congreso del Estado.

Hay que recordar que, desde hace varios años, el representante de la comunidad chichimeca ha acudido al Palacio Legislativo para pedir que sean tomados en cuenta este grupo vulnerable y así tener un representante popular, “pero todos los partidos solamente simularon”.

Pues el representante de los pueblos indígenas no fue tomado en cuenta a pesar que presentó sus documentos a Adriana Guzmán Cerna, quien funge como dirigente de morena en Guanajuato.

Y es que este instituto político insistió en colocar en este cargo a la ex priísta Bárbara Botello Santibáñez, pero el consejo general del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, rechazó el registro porque no cumplía con los requisitos respectivos.

En términos generales, se asegura que ningún partido político con registro ante este órgano electoral, cumplió a cabalidad con postular como marca la ley, a personas de grupos vulnerables, entre ellos, de la comunidad indígena, con discapacidad, de la diversidad sexual y migrantes, y que solamente hubo simulaciones para colocar a sus gentes más cercanas.

Mauricio Mata declaró a medios de comunicación que lo entrevistaron, que impugnó ante el Tribunal Electoral del Estado la resolución del consejo general del Instituto Electoral, quien dejó desierta la candidatura de morena correspondiente al tercer lugar en las diputaciones locales por la vía plurinominal.

 

Brincan por oportunidad

Miguel Ángel Chico

Para nadie es desconocido que tanta “brincadera” de políticos y no políticos de un partido a otro, previo a cada que se celebran comicios, tiene el único fin de que puedan obtener algún hueso ya sea en las administraciones municipales, algún pago de favor o hasta ser asesor en el Congreso del Estado, funcionario público estatal o municipal.

No nada más se cambian de camiseta por gusto, lo hacen porque en el partido político en que estuvieron afiliados muchos o pocos años, no lograron conseguir alguna candidatura.

Como dicen los jóvenes de ahora “no se aguantaron” y prefirieron irse a probar suerte en otros institutos políticos, aunque no hayan logrado representarlo en las boletas, pero, al fin y al cabo, confían que puedan ser tomados en cuenta si al candidato o candidata que apoyan le va bien y gana las elecciones.

Hay muchos ejemplos, no de ahora, sino desde hace muchos años, pero uno que destaca es el de la ex panista, Beatriz Hernández Cruz, quien se cambió a morena y fue alcaldesa de Salamanca.

Actualmente quedó congelada porque la ex primera edil buscó ser la vocera de la candidata a la gubernatura, Alma Alcaraz Hernández, pero los representantes de los medios de comunicación la reprobaron y quedó fuera del staff de la morenista.

Hay muchos otros casos más, que han cambiado varias camisetas, primero traían la panista, luego se fueron con los del Sol Azteca y siguieron su desfile con morena.

Hay muchos priístas que se fueron a morena, el ex dirigente estatal del PRD, Baltasar Zamudio cambió de aires y en este sexenio se fue como asesor en la secretaría de Gobierno, solo por mencionar algunos casos.

Uno más que resaltó cuando cambió de camiseta fue el ex priísta Miguel Ángel Chico Herrera, quien ya fue senador de la República por los morenos.

Hay que ser sinceros, los que están muy cerca al poder, son los privilegiados y son quienes consiguen “hueso” y los que apoyaron en las campañas, se quedan como los chinitos, “chiflando en la loma”. Hasta la próxima.

Por Juan Ma J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com