*En Juventino Rosas ocurre uno de los últimos casos la noche del viernes

*En la capital del estado hay dos desaparecidos más

Colectivos siguen a la búsqueda de sus familiares

Mientras la fiscalía General del Estado de Guanajuato, (FGEG), mantiene su hermetismo y hasta oculta el numero exacto de personas desaparecidas y sus protocolos para nada sirven, los colectivos que se han creado para buscar a sus seres queridos, muchos de los cuales dejaron de tenerlos hace años, siguen exigiendo mayor apoyo tanto del gobierno estatal como de los diputados locales, en tanto ayer por la noche en Juventino Rosas una persona más del sexo masculino fue reportada como desaparecida.

De la misma forma, en la capital del estado también están reportados dos jóvenes desde hace varias semanas, una mujer quien al parecer fue contactada con engaños y se trasladó hacia el estado de Michoacán y otro, un operador que desapareció con todo y vehículo.

En ambos casos, los Agentes del Ministerio Público que “atendieron” a sus familiares, pidieron que no se diera a conocer su desaparición, narran las personas afectadas, que por obvias razones se omiten sus identidades.

Mientras tanto, en la comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables del Congreso del Estado, se encuentra una propuesta de punto de acuerdo que fue presentada por el pasado 24 de febrero por el diputado local David Martínez Mendizábal con el fin de que se genere agenda legislativa común en materia de personas desaparecidas.

El diputado Martínez Mendizábal propone pedir a la Junta de Gobierno y Coordinación Política (JGCP), comenzar los trabajos para establecer una agenda legislativa común en materia de derechos humanos de las víctimas, que incorpore las propuestas de los colectivos de familiares de personas desaparecidas, y de la Plataforma por la paz y la justicia en Guanajuato.

En Guanajuato hay 2 mil 399 hasta el 3 de marzo de 2021

En el documento se precisa que pocos problemas adquieren tanta relevancia como es el de las personas desaparecidas, al presentarse la situación más dramática por la ausencia sin explicación ni certidumbre de las personas cercanas, por lo que le resulta imposible permanecer pasivos ante el dolor y la desesperación de las familias buscadoras, quienes con sus propios recursos buscan a sus seres queridos.

De las investigaciones del Dr. Fabrizio Lorusso respecto a los datos de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), con corte al 3 de marzo de 2021 se registraron 84 mil 130 personas desaparecidas en México, de las cuales 2 mil 399 personas corresponden a Guanajuato.

En ese corte se especificó que el municipio de Celaya es el que registra más casos con 362, seguido de Irapuato (315), León (277), Salamanca (161) y Pénjamo (119).

No obstante, los números antes mencionados no pueden dar cuenta de la verdadera cifra de las personas desaparecidas que existen en la entidad, debido a que hay desapariciones que no son denunciadas por miedo, amenazas u otro motivo, dijo el legislador local.

“Se propuso armonizar nuestra ley local con la Ley General de Victimas, pero al paso de 8 meses y una metodología de análisis que terminó por ignorar a colectivos de familias de personas desaparecidas, se determinó que no era necesario según los argumentos de la propia Fiscalía y de la Secretaría de Gobierno”, indica el documento.

También se menciona que el proceder de las instituciones de Guanajuato se ha visto en tela de juicio por parte de los colectivos de familias de personas desparecidas, quienes presentaron, ante la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, un conjunto de peticiones muy concretas, donde se solicitó adaptar las metodologías de la discusión de las iniciativas a las necesidades de las víctimas bajo la perspectiva del Parlamento Abierto.

“Estamos convencidos y convencidas que las propuestas hechas por los colectivos de familias de personas desaparecidas y de la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato, y por otros colectivos deseosos de ser escuchados, encontrarán en los distintos grupos parlamentarios una respuesta a su dolor y a sus peticiones porque el lado correcto de la historia se encuentra al lado de las víctimas y no de los victimarios”, se concluye en la propuesta.

El último caso registrado en la entidad ocurrió la noche el viernes en el municipio de Juventino Rosas, Guanajuato.

Lamentablemente la necedad del actual gobernador panista, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo de mantener a Carlos Zamarripa Aguirre en el cargo de Fiscal General del Estado, ha provocado que a nivel nacional Guanajuato se mantenga en los primeros lugares en cuanto a homicidios dolosos y otros delitos que se tienen registrado en el Secretariado Ejecutivo Nacional y con ello queda totalmente demostrado que la estrategia en materia de seguridad ha resultado un rotundo fracaso en la actual administración estatal.

Por Juan Ma J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *