Productores de ladrillo piden apoyo a SMAOT para dejar de contaminar

Productores de ladrillo piden apoyo a SMAOT para dejar de contaminar

*Acercan diputados de Morena a industriales y funcionarios

El diputado Ernesto Millán estuvo en la reunion

Con la finalidad de escuchar sus propuestas, diputados locales de Morena sostuvieron una reunión con productores de ladrillo y funcionarios de la Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT), a quienes pidieron su apoyo para combatir la contaminación que emiten los hornos en los municipios donde se tiene esta actividad, principalmente en León y Salamanca.

El diálogo fue coordinado por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, el diputado David Martínez Mendizábal en el que también tuvieron participaciones representantes de asociaciones ambientalistas y docentes de la Universidad de Guanajuato y la Universidad de Lasalle.

En la mesa de diálogo fueron expuestas alternativas para disminuir el impacto ambiental por la producción de ladrillos.

Se compartieron diversas opciones, información y puntos de vista para la atención al sector ladrillero del estado de Guanajuato.

En la reunión presencial celebrada en uno de los salones del Congreso Local también estuvieron presentes el coordinador del grupo parlamentario de Morena, Ernesto Millán Soberanes, las diputadas Edith Moreno Valencia e Irma Leticia González Sánchez.

En su participación los productores Julián Serrano, de la comunidad Del Valladito y Carlos Frías, de ladrilleras El Refugio, comentaron su situación de economía irregular, y el hecho de que los grupos familiares, por lo general tienen que ser reubicados junto con los hornos al exterior de sus comunidades.

Además, comentaron sobre la adopción de tecnología eficiente y su preocupación por la contaminación asociada a este sector, por el impacto en sus familias.

También señalaron que es recomendable atender la situación de las ladrilleras mediante la reconversión, y no la reubicación, pues los problemas de la industria, en este caso no se resuelven alejándolos.

Eduardo Ríos, de la agrupación León Contaminado indicó que debe insistirse en la sustitución de ladrillo rojo por el bloque, un asunto que involucra a productores y a constructoras.

Por su parte, Gustavo Lozano, de Acción Colectiva Socioambiental, comentó que la parte básica del problema toca aspectos que la mayoría conocen, el saneamiento del agua, la salud de familias productoras, el impacto en el medio ambiente, y la emisión de partículas tóxicas, “estamos de acuerdo en que haya mejoras en la industria, y la industria no mejora”, sostuvo.

En su participación la activista Tatei Wimari Garza, subrayó dos aspectos básicos en la atención a la problemática de las ladrilleras: los combustibles, la propia combustión y las dinámicas sociales en que está inmersa la industria.

El académico Andrés Cruz, de la Universidad La Salle, expuso la problemática proponiendo atenderla desde diversos ángulos. “La deforestación, el impacto en el aire, la eficiencia en la combustión, la reorganización de relaciones entre agrupaciones involucradas, para detectar y erradicar la corrupción, el panorama de salud entre las personas involucradas y por último la regulación”, sostuvo.

En su intervención, el académico Daniel Tagle, de la Universidad de Guanajuato, cuestionó el aspecto económico en relación con la salud y el daño ambiental. Por su parte el investigador Yeshúa González, de la Universidad Iberoamericana, señaló que debe integrarse el conocimiento de lo social a la solución del problema, por ejemplo, atender los aspectos de servicios de educación, salud y vivienda cuando se plantean las medidas de reubicación de las ladrilleras.

En la mesa los enviados de la secretaria del Medio Ambiente compartieron algunas de las actividades que realizan en favor de la capacitación, asesoría, regulación y elaboración de políticas públicas, y finalmente el diputado David Martínez Mendizábal, reiteró que dará seguimiento al exhorto presentado el 29 de marzo, referente al tema de las ladrilleras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *