*“Seguiremos promoviendo la extinción de la mafia que tiene secuestrada a la UG”, dijo el legislador local

Diputado local Ernesto Prieto Gallardo

Con la finalidad de evitar que el Rector o Rectora General en turno de la Universidad de Guanajuato, si buscan reelegirse carguen los dados a su favor dentro del Consejo General, el diputado Ernesto Alejandro Prieto Gallardo presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Universidad de Guanajuato, durante la sesión ordinaria del Congreso del Estado.

En la exposición de motivos, el legislador de Morena refiere que con el fin de que un año antes del primer periodo de quien sea titular de la Rectoría General manifieste su deseo de aspirar a un segundo periodo, debe dejar de presidir el Consejo General, asimismo quien sea titular de la Secretaría General, deje de serlo también.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

“Seguiremos promoviendo la extinción de la mafia que tiene secuestrada a la Universidad de Guanajuato y la democratización de la elección de sus directivos, mediante el voto libre y secreto de la Comunidad Universitaria”, enfatizó el legislador local.

El congresista refirió que el proceso de elección de titular de la Rectoría General de la UG mostró un cúmulo de inconsistencias en la que destacó la acusación de existir el apoyo oficial por parte del titular saliente de la Rectoría General, Luis Felipe Guerrero Agripino a favor de una de las aspirantes, lo que llevó incluso a que tres aspirantes declinaran su participación.

“Fue recurrente el señalamiento de que durante el proceso se estaban realizando actos para beneficiar a una aspirante en particular, con especial énfasis en señalarse que la Junta Directiva, integrada por 11 once miembros que son electos por el Consejo General, y que es a quien corresponde designar a la persona titular de la Rectoría General, prácticamente todos ellos fueron propuestos y electos por el Rector General saliente, lo que ha hecho pesar la duda de existir parcialidad en el resultado del proceso electivo”, aseveró.

Dijo que es necesario reconfigurar los equilibrios internos de la Universidad de Guanajuato, para evitar que quienes sean titulares de la Rectoría General, puedan incidir parcialmente en la integración y decisión que son propios de otros órganos y así se fortalezcan la pluralidad y la evaluación imparcial de los perfiles que aspiren a algún cargo.

“La reforma propuesta a la Ley Orgánica de la Universidad de Guanajuato dota de equilibrio institucional el procedimiento de designación de la Rectoría General, para que los aspirantes participen bajo la garantía de imparcialidad, sin la posible influencia que pueda ejercerse desde la Presidencia y Secretaría General del Consejo General”, concluyó.

Por Juan Ma J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com